22 October, 2021, 21:54

Cistitis, ¿cómo prevenir su aparición?

Las consultas por posible infección urinaria en la Farmacia son unas de las más realizadas por las mujeres y son una de las mayores causas de derivación al médico.

¿Qué es la cistitis?, ¿a quién afecta más la cistitis?

La cistitis es una inflamación del revestimiento de la vejiga, causada principalmente por bacterias. En concreto la gran mayoría de las cistitis, están causadas por Escherichia Coli (siendo la mayoría de los casos), Staphylococcus saprophyticusProteus mirabilisProteus vulgarisKlebsiella sp.Streptococcus faecalis y Pseudomonas aeruginosa.

Por cuestiones de fisiología, la prevalencia de cistitis es mayor en las mujeres, esto se debe a que la uretra es bastante más corta en las mujeres que en los hombres, lo que hace que el paso de los gérmenes sea más fácil. En los hombres, es a partir de los 65 años de edad, cuando las cistitis es más frecuente, y suele ser por causas prostáticas.

¿Ante qué síntomas debemos sospechar de una posible cistitis?

Los síntomas más frecuentes que deben hacernos sospechar de una posible infección urinaria son:

Dolor, escozor al miccionar, sensación de ardor, sangre en la orina, orina de color muy oscuro, necesidad de orinar de forma inmediata y con mucha frecuencia, incapacidad de controlar el flujo al orinar, dolor en la pelvis o la parte inferior de la espalda.

Aunque es menos frecuente, en ocasiones, estas infecciones son asintomáticas y son mediante la realización de un análisis de orina cuando son detectadas.

¿Por qué se producen las recidivas de la cistitis?

Son varias las posibles causas, entre ellas están:

  • Inadecuada adherencia al tratamiento antibiótico pautado
  • Resistencia al tratamiento pautado (resistencia microbiana)
  • Recibir un tratamiento demasiado corto
  • Otras causas debidas a problemas subyacentes del tracto urinario.

¿Cómo prevenir las infecciones de orina recurrentes?

Dentro de las medidas preventivas de las infecciones de orina, especialmente de las recurrentes, están:

  • Llevar a cabo medidas higiénico-dietéticas y sanitarias, este paso es fundamental en la prevención de la cistitis ya sea o no recurrente.
  • Tratamientos profilácticos, dentro de los cuáles están:
    • Uso de pautas antibióticas profilácticas, donde siempre será el médico quien decidirá la idoneidad del mismo.
    • Terapia de reemplazo estrogénico en aquellas mujeres postmenopáusicas, aquí el objetivo que se persigue con los estrógenos es aumentar la producción vaginal de glicógeno para favorecer la colonización vaginal por lactobacilos, éstos se encargarán de metabolizar la glucosa y producir ácido láctico, así se disminuye el PH vaginal y con ello los uropatógenos locales posibles causantes de las infecciones.
    • Uso de vacunas: sí, existen vacunas que nos ayudan en la prevención de la infecciones urinarias recurrentes. Esta alternativa terapéutica se suele utilizar en aquellos casos donde existe cierta limitación al uso de antibióticos por sus efectos adversos y al desarrollo de cepas bacterianas resistentes a los mismos.
    • Profilaxis con probióticos: L. rhamnosus GR‑1 y L. reuteri RC‑14 se pueden usar en la prevención de las IU recurrentes, con pautas de una o dos veces a la semana. Lo que hacen es inhibir la adhesión de uropatógenos. Aquí os dejamos un enlace donde ampliar información al respecto.
    • Tratamiento con arándano rojo: Presenta una actividad inhibitoria de la adherencia bacteriana gracias a las proantocianidinas.

¿Son efectivos los arándanos rojos para prevenir la cistitis?

Porque sufrir cistitis recurrentes nos impide poder llevar una vida normal, es aquí donde la prevención cobra mayor importancia. Hoy día se disponen (aunque aún son escasos), de mayor evidencia sobre la utilidad de los arándonos (Vaccinium macrocarpon) en la reducción de la tasa de infecciones urinarias en las mujeres. Su uso de forma diaria con un aporte mínimo de 36mg/día de proantocianidina A, que actúa inhibiendo la adhesión de las fimbrias bacterianas a los receptores uroepiteliales ayuda a reducir la recurrencia en el número de infecciones urinarias sufridas en un periodo de tiempo.

Sin más recordaros la importancia de llevar a cabo revisiones ginecológicas y/o urológicas periódicas.

Beatriz Díaz-Carrasco Delgado. Farmacéutica Adjunta

Fuentes:

https://bmcurol.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12894-021-00811-w

https://uroweb.org/wp-content/uploads/17-GUIA-CLINICA-SOBRE-LAS-INFECCIONES-UROLOGICAS.pdf

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0034-98872013000600020&script=sci_arttext&tlng=enamp/

https://www.aeu.es/

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *